Testimonial Jesenia Rosario

Mi Experiencia en Costa Rica - Jesenia Rosario

Mi experiencia en Costa Rica fue inolvidable. Nunca me imaginé que lo iba pasar tan bien. Pase muchos momentos buenos y pocos malos. Aprendí mucho estando en la ENI, IAFA, la Escuela Infanto Juvenil Hospital Calderón Guardia y en el Centro Diurno de Atención Al Anciano.

En la ENI hice muchas actividades con los niños de educación especial. Hicimos actividades como cantar, bailar, pintar, jugar fútbol, etc. Me encantó que ellos sin conocerme, me aceptaron de una vez. Esos niños me robaron el corazón y son un amor. Cuando empecé en la primera semana con ellos, fue una experiencia extraordinaria.

Las vivencias que tuve en el IAFA sobrepasó las expectativas que yo tenía del lugar. Los jóvenes me robaron el corazón y me lo rompieron a la misma vez con sus relatos y las crudas realidades de sus vidas. Me conmovió mucho lo que escuché sobre sus vidas con dificultades. Antes de entrar a este extraordinario instituto, pensé que sabía mucho sobre la problemática de la drogadicción, del alcoholismo y sus efectos negativos en el sistema orgánico del ser humano, pero estaba equivocada. Con la convivencia experimentada con los jóvenes estudiados en el IAFA entendí tantas cosas que no sabía antes, como por ejemplo los efectos dañinos en el cerebro humano de algunas drogas como la marihuana.

En la Escuela Infanto Juvenil Hospital Calderón Guardia, estuve con la psicología Dr. Adriana Cortes. Lo que ella hace es exactamente lo que quiero hacer en el futuro como psicóloga clínica. Pode observa los pacientes que ella atendía. Casi atendía entre 4 y 5 pacientes diarios. La Dr. Adriana atendía pacientes de diferente edades como niños, adultos y mayores. Ella también hacia grupos de sesiones. Como por ejemplo sesiones de mujeres abusadas sexualmente, padres de hijos que han sido abusados sexualmente o el tema del bullying.

Mi ultima practica fue en el Centro Diurno de Atención Al Anciano. En este lugar, pode hacer exactamente lo que voy hacer en el futuro. En los tres días que estuve ahí, pode ver como 5 ancianos cada día a solas. Ellos me hablaron de cuales problemas tenían y yo pode aconsejarles cómo podían superior o disminuir sus problemas. Hasta me toco bailar cumbia con unos de ellos! Me fascinó este lugar por su ambiente profesional, seguro, educativo y alegre. 

En la casa de doña Elsa y don Arturo, solo recibe mucho amor y atenciones. Ellos son personas muy humilde, amorosos y amables. Estando con ellos, sentí seguridad y como si yo estuviera en mi propia casa. Me sentí parte de su familia y nunca me trataron indiferente. La comida de doña Elsa es única y deliciosa! La mejor comida de Costa Rica lo comí en la casa de ella como el gallo pinto y el ceviche. Estoy muy agradecida con ella y don Arturo y dicha experiencia no lo olvidaré jamás . Siempre los llevaren en mi corazón porque como ellos me trataron si yo fueses su propia hija. 

Cuando fui a San Pedro de Poás, me quedé con doña Martha y don Omar. Aunque estuve con ellos por poco tiempo, lo pasé bien. En el poco tiempo que compartí con ellos, pode ver que son una familia unida y humilde. Me hubiera gustado estar mas tiempo con ellos, para conocerlos mejor. Sobretodo, son muy amables.

Los paseos que hicimos fueron muy divertidos! La playa Manuel Antonio es una belleza! Me encantó water rafting  y canopy.  Fue la primera vez que yo hice eso. Me gustaría hacerlo otra vez. Las plazas de Costa Rica son tan grande y lindos.

Todo lo que mencioné anteriormente fueron momentos buenos que pase en Costa Rica. Pase momentos difíciles cuando me enfermé y con el tráfico pesado. Estando enferma fue horrible porque perdí muchos días estando en cama, cuando yo podía disfrutar mas del viaje. El tráfico era malo y estaba pesado. Me molesto mucho cuando llegaba tarde a algunos lugares por el tráfico.

Sobretodo, mi experiencia en Costa Rica fue única! Si pudiera repítelo, lo haría pero con mas tiempo. No pude ver bien el Volcán Poás porque estaba nublado ese día. Espero ver el volcán algún día. Aunque vine sola, nunca me sentí sola! Estoy muy agradecida con Elizabeth por haber dado esta oportunidad. Espero trabajar con ella de nuevo en el futuro!